Buscar
  • Romina Florentino

¿Cómo podríamos encender el fuego emprendedor en la corporación?





En las corporaciones hay muchas cosas buenas. Creo que se adquieren muchas distinciones trabajando por un tiempo en una, sobre todo en término de recursos. Te cruzas y trabajás en equipo con mucha gente talentosa de todas partes del mundo, tenés las mejores herramientas del mercado a tu disposición para poder desarrollar tu trabajo, grandes proyectos millonarios en los que participar, viajes, lindas oficinas pero también entregas mucho de vos. Son una increíble escuela por la que recomendaría pasar pero en algún punto siento y creo, que la pasión emprendedora, ese fuego que fácilmente se ve en el que emprende y que automáticamente te contagian, no se ve en nadie o en casi nadie en la corporación . Al menos en mi experiencia en una durante 12 años. Y si esa energía aparecía, se desvanecía rápidamente.


Cuando leo que empresas multinacionales compran startups por miles de millones de dólares, como Unilver lo hizo con Dollar Shave Club, no puedo dejar de preguntarme… no lo podrían haber desarrollado ellos con su gente interna?


¿Se podrá desarrollar ese fuego emprendedor dentro de las corporaciones y de esa manera, tener un equipo ágil, motivado, que se sienta dueño y fundador de su idea al punto de olvidarse que la corporación esta manejada por accionistas?


Muchas empresas hoy tienen como tema central la agilidad, el equivocarse rápido y barato, el “engagement” de los empleados. ¿Será la fusión de emprendedores con empleados la alquimia perfecta para encender este fuego?

Como a mí siempre me atrajo la comunicación, la motivación y el desarrollo de personas, frente a un grave problema de engagement que salía en las encuestas, me puse la meta de investigar y buscar la forma de lograrlo para la empresa donde trabajaba (spoiler alert: nunca avanzo el proyecto porque había otras prioridades)

El objetivo era entender por qué las grandes compañías compran startups y por qué no veo personas con espíritu emprendedor en la empresa. Comencé investigando que es lo que atenta contra la creatividad en las corporaciones y encontré lo siguiente:

Demasiado micro-management

Yo creo que la creatividad y las ideas nuevas surgen cuando uno sale de su caja de creencias y de la de los demás (ej: Lideres, Directores, colegas, etc) . Si no permitimos que las personas puedan hacerlo, porque queremos controlar todo o estamos muy atados a una solución en particular, la creatividad muere o no aparece nunca.


Aversión al riesgo

“Si se definió así y así funcionó hasta ahora. ¿Para qué cambiar?” Si nos atamos a la rutina, a los procesos y a la misma manera de hacer las cosas siempre, nunca vamos a desarrollar el espíritu emprendedor e innovador.

Seguramente alguna vez te paso que te encontraste con procesos largos, burocráticos que te desgastan de solo pensarlos y cuando te tomas el tiempo para cuestiónalos, en general, no tienen mucho sustento. Son así porque siempre fueron así y como las personas que lo definieron ya no están , nadie se anima a cambiarlos. El peor problema es que esos procesos burocráticos te llevan la mitad de tu día que podrías usarlo para pensar en maneras nuevas de hacer las cosas!


Castigar el error

El lean thinking se dice “los problemas son un tesoro escondido” y si bien muchas empresas incorporaron estos conceptos en la teoría, no siempre es coherente con lo que pasa en la práctica .

Si se le da espacio a las personas para innovar o emprender, debemos tener en cuenta que no siempre serán ideas ganadoras, que pueden equivocarse y que debe haber un espacio para poder hacerlo. El equivocarse será la materia prima para aprender, desarrollar la confianza creativa, convertir los problemas en oportunidades y generar nuevas y mejores ideas.


Tiempo y dinero

¡¡Qué tema en un mundo donde las empresas necesitan reducir costos desesperadamente y obtener resultados millonarios rápidamente!! No sólo se recortan los presupuestos sino que hay el doble de proyectos y la mitad de la gente. Opino que lamentablemente en este contexto de puro stress la creatividad no florece.


Muchas empresas todavía piensan que existe una directa relación entre el capital invertido y el resultado.

Yo me animaría a decir que mucho capital y muchos proyectos en paralelo disminuyen la calidad y el foco, al mismo tiempo que aumentan la presión y las expectativas. Al final del camino terminas gastando de más, quemando a tu gente más valiosa junto a su creatividad y retrasando la entrega del valor al negocio.


La sensación de urgencia de entregar valor que tienen las startups por el poco dinero y la corta ventana de oportunidad es algo que las grandes corporaciones no sintieron hasta ahora.

Creo que deberíamos enfocarnos en menos cosas pero de calidad que den un rápido y alto beneficio al negocio. Un MVP que pueda entregarse rápido y pueda mejorarse con el uso y el feedback del cliente. Para lograr esto de manera fluida, toda la corporación tiene que tener este concepto incorporado, hablar el mismo idioma.


Solo ver una parte de la película

En general en las grandes organizaciones solo ves una parte del proceso, eso te hace ver solo una parte de la película y eso te convierte en una especie de ser humano en cautiverio. Yo he visto a un CEO y una Sr Manager de dos empresas multinacionales, mis padres, fracasar mal con sus emprendimientos cuando se quedaron sin trabajo a los 53 años por reestructuración de sus respectivas empresas. No estaban preparados para el mundo emprendedor y eso los golpeo tanto que nunca más volvieron a intentarlo.


Con toda esta información, comencé a investigar si es posible revertir esta situación generando el contexto para que nazcan los emprendedores dentro de la organización y al mismo tiempo que agregan valor a la empresa, desarrollan habilidades y se fortalecen para su futuro.

Y aprendi que esto existe y tiene un nombre. Ellos son los Intrapreneurs. Son empleados que piensan como emprendedores. Ellos quieren su sueldo fijo mensual pero quieren que sus ideas sean escuchadas, los motiva la creación desde cero y saber qué pueden impactar las decisiones y la trayectoria del negocio.

Son personas que buscan hacer una verdadera diferencia y ver su impacto.


Yo agregaría que si ademas ese impacto es triple (económico, social y ambiental), no solo los motiva a nivel profesional sino también a nivel personal. A quien no le gusta sentir que con su accionar le hace bien a alguien más, ademas de ganar dinero?


¿Y vos cómo te sentirías si existiera una oportunidad así en la empresa donde trabajas? ¿Cómo impactaría esto en tu día a día?



77 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo